¿Café en grano o molido?

Te explicamos las ventajas y desventajas desde el punto de vista de la practicidad y la calidad.

Los hay quienes lo tienen claro porque lo hacen así de toda la vida, otros que han adquirido un poco de conocimiento sobre el café y dudan, y otros que están perdidos porque allá donde lo compran les dicen una cosa diferente. Pero, ¿es mejor el café en grano o el café molido?.

A continuación te explicamos cual es la mejor opción en términos de calidad y en términos de practicidad para que después apliques a tu forma de tomar café lo que mejor te convenga en cada momento.

cafe en grano y molido mezclado

Café en grano cuando hablamos de la máxima calidad

Si hablamos de que quieres calidad en la taza, siempre que te prepares un café, lo mejor es que el café que compres sea en grano. Obviamente el café tiene que ser 100% Arabica a ser posible, o si es 100% Robusta que sea de especialidad.

El café en grano conserva sus propiedades por más tiempo si está en un envase alimenticio apropiado. Si además se trata de un café cultivado de forma sostenible mejor que mejor. Una vez abierto, el café comienza a oxidarse, por lo que es recomendable no tardar mucho en consumirlo.

De todas formas, una vez abierto, el café en grano también mantiene las propiedades y aromas mucho más tiempo que el café molido. 

Para almacenar de forma adecuada el café, habría que envasarlo en un lugar fresco y seco, evitando fundamentalmente la humedad, ya que este es el principal enemigo del café.

Cada vez que te prepares un café, lo que tienes que hacer es usar la tecnología y moler los granos al momento

Puedes usar una máquina de café superautomática que te muela el café en el momento y que, además, te lo prepare como deseas apretando tan solo un botón.

Si no tienes una cafetera superautomática, puedes comprar un molinillo para moler el café cada vez que vayas a prepararlo. 

En el mercado existen los molinillos automáticos y manuales y, en ambos casos, hay para todos los presupuestos. 

La diferencia principal entre un molinillo automático y uno manual, es la tecnología. En el molinillo automático tenemos la opción económica que se basa en un sistema de aspas que lo que hace es triturar el café, y también tenemos la opción más cualitativa que usa un sistema de muelas. El molinillo manual usa un sistema de muelas, indiferentemente del material.

Por cuestiones de rapidez y practicidad, puedes usar el molinillo automático, y si tu bolsillo no te lo permite, puedes comprar el económico que, aunque triture el café, el resultado en una cafetera tipo moka, o en tu cafetera de filtro tradicional, apenas se nota.

Si lo tuyo es la calidad, aunque cueste un poco más, lo mejor es comprar un molinillo manual o uno automático de muelas, para conseguir un resultado óptimo. Estos molinillos tienen mucha durabilidad por lo que, a la larga, es mucho más conveniente. 

molinillo manual de café
molinillo eléctrico de café
máquina de moler café

Café molido, la opción habitual y práctica

Si hablamos de practicidad, también hay 2 opciones, el café molido y el café en grano

Siguiendo con el anterior punto sobre el café en grano, y concluyendo sobre la solución a un sistema práctico, nos quedan 2 tipos de sistemas, la máquina de café superautomática en la que, como ya hemos explicado, se introduce el café en grano y es la máquina quien lo muele y lo prepara según la elección que se haya escogido en el panel; y la máquina de portafiltro con sistema de molienda integrado. 

Estos últimos tienen un molino integrado en el que puedes regular y ajustar el tipo de molido al café en grano que vas a preparar. Este tipo de máquinas exige que tengas conocimiento sobre extracciones en porta filtro, aunque tampoco hace falta tener la experiencia de un barista.

La segunda opción más práctica es la de comprar el café ya molido en tu tienda de barrio o supermercado. Si puedes, y tienes alguno cerca, lo mejor es pasarte por una tienda de café y que te muelan el café ellos mismos para el tipo de cafetera que vas a usar.

La opción de café molido es práctica, porque no tienes que moler el café ni preocuparte de tener molinillo y, en segundo lugar, porque tienes a tu disposición en el mercado diferentes cafeteras con métodos de extracción basados en el café filtro que son muy económicos y su preparación es relativamente rápida. 

Hablamos de la cafetera tradicional moka (italiana), la prensa francesa, o la melitta, aunque hay opciones que tienen un resultado en taza más óptimo como la cafetera chemex, el v60 o el aeropress aunque su preparación lleve un poco más de tiempo.

“Sea como sea que compres tu café, no te olvides de disfrutarlo”.

Y, por si te lo volvías a preguntar, el café molido se almacena igual que el café en grano, en un sitio fresco y seco, a ser posible en un envase herméticamente cerrado y, sobre todo, evita la humedad, es decir, aunque lo hayas escuchado mil veces, ¡no lo metas en la nevera!

 

preparando café con una cafetera de filtro

Solicita una prueba gratuita

Te llevamos una de nuestras máquinas para que la pruebes sin compromiso

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad